CONECTATE CON NOSOTROS

ECOHUELLAS

” GENERANDO CONECTIVIDAD AMBIENTAL “

Cambio Climático

” GENERANDO CONECTIVIDAD AMBIENTAL “

.

.

En la actualidad escuchamos frecuentemente, en los diferentes medios de comunicación, que el medio ambiente está sumido en una profunda crisis con daños casi irreversibles. No obstante, esta problemática no pasa de ser más que motivo de lamentaciones, charlas o discusiones entre amigos, compañeros y familiares, sin la trascendencia de una fuerza de acción que transforme dicha realidad.

Pero ¿Qué más tiene que suceder, después de todos los signos que la naturaleza está mostrando abiertamente, para que dejemos la pasividad con la que asumimos este desangre ambiental?

En cierta forma estamos pagando el precio de la codicia humana, cuyo límite pareciera no tener fin hasta verse sin recursos ambientales básicos para la sobreviencia. Pero, entonces, cuál es el punto algido del asunto: ¿debemos centrarnos en la acción inmediata que intente reversar un poco este camino de autodestrucción o debemos trabajar en la conciencia del sujeto que se debe conectar con la naturaleza en el respeto de la misma, evitando cualquier intento de individualismo exagerado que lo conduzca a la codicia y al egoismo explotador de los demás seres de la naturaleza?

Si decimos que debemos emprender acciones inmediatas, no haría esto que las soluciones que se planteen dejaran de ser estructurales y se convirtieran en un movimiento que atienda a la superficie del problema, “lo que se ve por encima”, por ejemplo: en este momento de sequía y del fenómeno del niño, vemos cómo el gobierno colombiano, sabiendo de antemano que esto se avecinaba no realizó un trabajo previo o preventivo, sino que esperó que sucediera para decir que la acción necesaria para contra restar este fenómeno sería el racionamiento energético.

Por otra parte, si decímos que debemos ir a la raíz del problema, me refiero a trabajar en la conciencia del sujeto frente a la naturaleza, esto no implicaría tener que romper con el modelo de progreso que está tan anclado en el ser humano y que, tal vez, no está dispuesto a desmontar por pensar que estaría renunciando a todo cuanto ha construido y a tener que reconocer que no es infalible.

Entonces, qué hacer frente a este problema que no da más tiempo y que por el contrario exige una respuesta inmediata. Mi propuesta es trabajar en los dos frentes, por un lado comenzar a generar conciencia frente a la relación de respeto que debe existir con la naturaleza y por otro lado se pueden generar acciones concretas y continuas que vayan mitigando el daño ambiental. Pero, la gran pregunta sigue siendo ¿Cómo hacer esto? ¿Qué hacer para generar tal conciencia del ser humano frente a la naturaleza? Y ¿qué acciones reducirían el daño ambiental?

En esta reflexión voy a denominar a la dinámica que sugiero: conectividad ambiental, y para ser un poco más clara en la exposición de la idea central, utilizaré como metáfora la película avatar.

Tomo el concepto de conectividad porque actualmente está ligado con el desarrollo de las relaciones interpersonales, comerciales, internacionales, todas vinculadas en redes sociales. En este momento casi todo funciona en red de conectividad: información, saberes, negocios, ofertas y demandas, por nombrar algunas de las cosas que hacen parte de ese gran sistema de interacción; en este sentido la palabra conectividad no es agena al común de las personas, lo cual la hace cercana a una comprensión más simple. Lo que se requiere ahora, es trabajar, de la misma manera como se ha implantado este sistema de conectividad en redes sociales, pero dándole un giro al sentidio de dicho concepto y encaminándolo al cuidado de la naturaleza como un todo y nosotros como punto vital en el equilibrio y vínculo de ésta.

La conectividad ambiental debe constituirse una cultura global, un lenguaje universal en la que todas nuestras acciones generen impacto en las demás criaturas de la naturaleza; en dónde todas nuestras acciones hagan parte de un sistema de conexión en el respeto al otro y a lo otro; es aquí donde aprovecho como ejemplo, para citar la idea que planteaba la película ‘Avatar’: en esta cinta se puede observar cómo los habitantes de este planeta sentían lo que pasaba a cada criatura porque tenían una conexión que trascendía la necesidad egoista de consumir; de la misma manera se observa el respeto con el que piden permiso a la naturaleza para tomar algo que saben que los puede beneficiar, pero no al punto de querer exterminar, viviendo en una armonía co-responsable.

La conectividad ambiental se puede definir como un nuevo sistema en el que prima toda conexión de respeto con el medio ambiente, pero generar este sistema implicaría tener que despojarse de los sentimientos egoístas y codiciosos de la condición humana, lo cual sería bastante pretencioso, por tanto cabe seguir cuestionándose ¿cómo hacer de esta conexión vital una experiencia continua y constante, que se respire en todo lo que nos rodea?

Sin duda, debemos insertar en todas las estructuras la idea de conexión y respeto con todos los seres de la naturaleza, como si se tratase de un virus, es necesario crear todo un sistema interactivo que lleve a las personas a consumir todo el tiempo restitución del valor por la naturaleza; y aunque suene contradictorio intentar atacar el consumismo, que nos tiene al borde del colapso, con consumismo por lo natural, tal vez no sea tan descabellado, dado que lo que desea el ser humano es consumir. Ahora bien, en cuanto a las acciones concretas, podríamos comenzar por pequeñas obras como generar ambientes renovables auto-sostenibles desde cada casa y dando a conocer la experiencia a los demás integrantes de la familia ir sembrando seguidores, pero si quisiéramos ir más allá, también podríamos liderar experiencias ambientales significativas en los lugares en donde nos desenvolvemos, por ejemplo, en nuestro conjunto residencial, podríamos promover el manejo de residuos o en nuestros lugares de trabajo se podría promover el manejo de reciclaje; en fin, es necesario cambiar el paradigma consumista por el de conectividad ambiental.

En conclusión: con las preguntas reflexivas y esta propuesta de la conectividad ambiental me gustaría que las personas se cuestionaran, que se dieran cuenta de que ya no hay un mañana si el día de hoy no comenzamos a reciclar, a ahorrar el agua, a no desperdiciar comida, a hacer el cambio y tomar conciencia de todas las acciones cotidianas y simples que nos ayudarían a respirar un aire más fresco, tomar aguas cristalinas de yacimientos, ver crecer a nuestros hijos en ambientes prósperos y seguros. Sólo así, tal vez…

 

 

.

Mariana villafrade zorro & Oscar Villafrade

Edición EcoHuellas

Continuar leyendo
También te puede interesar...

“Periodista, activista promotora y fiel creyente del periodismo cívico, donde la verdad es una construcción en social, y esta construcción en comunidad es lo que genera la promoción del cambio social, por medio de la educación como eje central.”

CLICK PARA COMENTAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Cambio Climático

BODIVERSIDAD

Facebook

Arriba